Estudiante de Anaheim sabe que quiere ser bombero, gracias a la Academia de Seguridad Pública

By Jessica Peralta

A los 13 años fue que Fernando Díaz visitó la estación de Bomberos & Rescate de Anaheim y vio como los verdaderos bomberos hacen su trabajo.

Fue entonces que supo que quería ser bombero.

“Pudimos ver cómo vivían, cómo trabajaban, cómo respondían a las llamadas”, dijo el estudiante de secundaria de Sycamore Junior High School. “A mí me gustaría poder ayudar, poder hacer algo bueno por mi comunidad”.

Los conocimientos que tiene Diaz del mundo que gira alrededor del Departamento de Bomberos & Rescate de Anaheim es gracias a una colaboración educativa entre la policía y el departamento de bomberos y la escuela secundaria ‘Sycamore Junior High’ de Anaheim. En su tercer año, la Academia de Seguridad Pública ofrece en su escuela una clase electiva abierta a los estudiantes del octavo grado. La mitad del semestre se dedica a estudiar temas en la clase y a explorar carreras en seguridad pública y la otra mitad incluye oradores invitados del departamento de policía de Anaheim y del departamento de bomberos y rescate de Anaheim.

Dayna Whitman, izquierda, una instructora de la Academia de Seguridad Pública posa junto con Fernando Díaz, un estudiante de octavo grado en Sycamore Junior High, a un lado de la caja de cereal que el creó con el programa Photoshop en donde colocó una imagen suya como bombero. Fotografía por Steven Georges/Behind the Badge OC

“Tienen que ser estudiantes que representen los Seis Pilares”, dijo Dayna Whitman, maestra de la academia de Seguridad Publica.

Los Seis Pilares del Programa sobre el Carácter de la persona (confianza, respeto, responsabilidad, justicia, ser cariñoso y ciudadanía) son la base del currículo de la clase para los estudiantes. Actualmente, hay 29 estudiantes participando, incluyendo cinco niñas, sin embargo, ya hay 78 personas en la lista para tomar la clase el año entrante.

Los estudiantes que participan en la clase de Seguridad Pública reciben una camiseta que pueden vestir los viernes, y así poder incrementar el conocimiento de esta nueva clase.

Algunas de las amistades de Díaz han expresado interés en tomar la clase. Según él, la clase ha sido muy informativa y ha aprendido mucho sobre cómo ser bombero.

 

Fernando Diaz, de 13 años, platica con sus amigos en Sycamore Junior High. Fotografía por Steven Georges/Behind the Badge OC

“Tienes que ser muy atlético”, dijo él, “Tienes que ser buena persona con las gentes y ser paciente”.

Para Díaz no será ningún problema ser deportista, tomando en cuenta que juega básquetbol, futbol, corre en pista y campo. Además, tiene una rutina de ejercicios en casa que es consistente.

“Tengo pesas” él dijo. “Hago lagartijas, abdominales, … A veces corro una milla. Juego básquetbol cada otro día”.
Una de las cosas que le sorprendió saber sobre los bomberos es el arreglo para dormir. Los bomberos en la estación a la que el visitó dormían en dormitorios adjuntos.

“Yo pensé que serían como cuartos pequeños”, dijo él.
Sin importar cuales son los arreglos para dormir, dice saber bien cuáles son sus metas y se dedicará a hacerlas realidad.

Elsa Covarrubias, Gerente de Enlace Comunitario para AFR dijo que los estudiantes de la clase están expuestos a las experiencias de seguridad pública que otros estudiantes de su edad no reciben.

“Se encuentran como cuatro años adelantados en comparación con la persona promedio en entender el camino que hay que recorrer en carreras de seguridad pública”, dijo ella.

Diaz cuenta que recientemente les informó a sus padres de sus planes futuros.

“Ellos piensan que es algo bueno”, dijo él.