Departamento de Policía de Anaheim responde al llamado después que un ladrón roba rampa de acceso utilizada por un niño de 13 años con parálisis cerebral

By Greg Hardesty

Ella lo llama de cariño angelito —

Angel Rodríguez Contreras pesó más de 2 libras cuando nació cuatro meses prematuramente, hace 13 años. El pasó el primer año de su vida en el hospital.

Diagnosticado con parálisis cerebral, ha utilizado una silla de ruedas desde entonces para poder moverse.

El miércoles 20 de junio, su madre Guadalupe, empujó la silla de ruedas como suele hacerlo al salir de la casa por una rampa pequeña que está colocada de la puerta de su casa al porche de enfrente de su modesto apartamento en el centro de Anaheim.

Pero se dio cuenta que la rampa que estaba atornillada en el porche para bajar hacia su miniván había desaparecido.

Difícil de creer, pero alguien había desatornillado la rampa que daba hacia el porche y se dio a la fuga.

Guadalupe Contreras ha criado a su hijo ella sola desde que su esposo los abandonó cuando él tenía apenas 5 años de edad. Fotografía por Steven Georges/Behind the Badge OC

“Salí de la casa y que veo que ya no está”, dijo Guadalupe. “Pensé en ese momento, Hay Dios mío, ¿Qué voy a hacer, cómo lo voy a bajar por las escaleras?”.

Le tomó tiempo, pero ella logró cargarlo hacia el carro.

Los detectives del Departamento de Policía de Anaheim (APD) creen que se trata de un drogadicto que se robó la rampa para vender el aluminio como reciclaje.

“(Los hombres malos) tal vez recibieron si mucho $15”, dijo el detective JC Rodríguez de la División de Asaltos/Robos de Automóviles.

Edgar Hampton, presidente de la Asociación de Policías de Anaheim (APA) y oficial de APD dijo “Cuando las personas a veces dicen que el uso de las drogas no tiene víctimas, suelen olvidar todas las consecuencias que tiene el uso de éstas”.

Cuando Rodriguez y su compañera Mari Aborqui, investigadora de casos civiles en APD visitaron a Guadalupe para dar seguimiento a la investigación después del robo, en busca de posibles pistas o videos de vigilancia, ambos sintieron que querían hacer algo para ayudarla a ella y a Angel.

Guadalupe no contaba con el dinero para comprar una rampa nueva.


De izquierda: Gaby Atilano, supervisora administrativa de la Asociación De Policías de Anaheim; Edgar Hampton, Presidente de APA; Mari Aborqui, Investigadora de Casos Civiles de APD; Guadalupe Contreras; Angel Contreras; Detective JC Rodríguez; y Jackie Kearns, especialista en administración de APA. Fotografía por Steven Georges/Behind the Badge OC

Así fue como Rodriguez, un miembro de la junta ejecutiva de APA, pidió a sus colegas de la junta directiva que hicieran un llamado especial a los miembros de la organización para recaudar fondos para la familia Contreras.

“Sé que cualquiera de nuestros miembros (APA) hubiera hecho lo mismo” dijo Rodríguez. “Nosotros solamente recibimos la llamada del robo”.

Rodríguez le preguntó a Guadalupe qué más necesitaba además de una nueva rampa.

Al principio ella respondió que nada, pero después de insistirle Rodríguez, ella agregó que necesitaba un asiento de carro para niños con necesidades especiales, ya que Angel, que ya pesa como 75 libras, había crecido mucho para caber en su otro asiento.

La APA hizo un llamado a Walmart, que por mucho tiempo ha sido un socio comunitario de la organización, y le pidió ayuda para adquirir la rampa para la silla de ruedas. El gigante de las ventas al menudeo aceptó alegremente pagar $200 dólares por la compra de una rampa nueva.

Luego la APA pidió ayuda a sus miembros para recaudar dinero para comprar el asiento de carro.

Edgar Hampton, Presidente de APA posa con Guadalupe y Angel Contreras. Un vecino construyó esta rampa temporal de acceso después de que un ladrón robó el aluminio que estaba atornillado al porche de la casa de Contreras. Fotografía por Steven Georges/Behind the Badge OC

Hasta la fecha, los miembros de APA han donado $1,019 para comprar el asiento.

El monto total por comprar el asiento de necesidades especiales para el carro es $1,202.49, un precio reducido significativamente por el vendedor la empresa National Seating & Mobility de Anaheim.

En la reunión de junio, la junta directiva de APA de forma unánime aceptó pagar el balance de toda la cantidad por el asiento de no recaudarse todo el total, dijo Gaby Atilano supervisora administrativa de la APA.

El 15 de agosto, Rodríguez, Aborqui y otros miembros de APD y APA — incluyendo Atilano y Jackie Kearns, especialista administrativa de APA — visitaron a Guadalupe y a Angel para entregarles la rampa para la silla de ruedas en su hogar ubicado en la cuadra 300 de la calle Lemon.

El asiento del carro ya se encuentra adentro del carro Honda Odyssey de Guadalupe.

El Detective JC Rodríguez y Mari Aborqui, Investigadora de Casos Civiles de APD posan con Angel Contreras y su madre Guadalupe. Fotografía por Steven Georges/Behind the Badge OC

“Estamos muy orgulloso de nuestros policías por tomar la iniciativa de ayudar a esta familia”, dijo Atilano. “Estamos muy orgullosos de representarlos”.

Alfred Acosta, vecino de Guadalupe estuvo observando la entrega.

“Esto es algo terrible”, dijo Acosta sobre el robo. “Eso fue algo tan malo. Para los ladrones es caer lo más bajo de lo más bajo. Ella se dedica completamente a su hijo”.

Una semana después de que fuera robada la rampa, un vecino que trabaja en el Home Depot con la ayuda de sus colegas le construyeron una rampa temporal hecha de madera con el nombre de “Angel” escrito a un costado.

Guadalupe dijo estar agradecida con todo lo que APD y APA han hecho por ella y por su hijo.

“No esperaba esta respuesta”, dijo ella. “Estaba muy sorprendida cuando vinieron a traerla. Estoy muy contenta de que ellos hicieron todo esto para ayudarme a mi y a mi hijo con nuestras necesidades”.

Miembros de la Asociación de Policías de Anaheim donaron dinero para adquirir un nuevo asiento especializado para automóvil, mostrado en esta foto con Guadalupe, su madre. Fotografía por Steven Georges/Behind the Badge OC

Poco después de que Angel fuera dado de baja del hospital cuando tenía 1 año, Guadalupe dejó de trabajar en JC Penney para dedicarse de tiempo completo a cuidarlo.

El padre de Angel, que físicamente abusó de Guadalupe, abandonó a la familia cuando Angel tenía 5 años.

Angel recientemente cumplió 13 años.

Un globo aún vuela por el aire arriba de la mesa de la cocina como recuerdo del gran día, el 17 de julio.

Para celebrar su cumpleaños, Guadalupe le preparó a Angel un pastel de cumpleaños.

“Mi vida cambió cuando el nació”, dijo ella. “Yo ahora tengo a mi tesoro. Lo amo”.

Sobre la investigación sobre quién robó la rampa de la silla de ruedas, Rodríguez dice que no hay pistas.

Si desea ayudar a Guadalupe y a su hijo, favor de hacer un cheque a nombre de Anaheim Police Association y escriba “Angel Rodriguez Contreras” en la línea de la nota. La dirección de APA es 508 N. Anaheim Blvd., Anaheim, CA 92805. Todos los cheques y donaciones en efectivo también pueden ser entregados en persona en la oficina de APA o al detective JC Rodriguez de la División de Asaltos/Robos de Automóviles en el 425 S Harbor Blvd, Anaheim, CA 92805. Para hacer una donación en línea, favor de hacer clic aquí.

Representantes de Walmart con personal de APD y de APA posan con la familia Contreras. Fotografía cortesía de APD.